Recordemos que el cuerpo humano está compuesto por más de un 60% de agua, por lo que es fundamental mantenerse bien hidratado a lo largo del día para estar sano. Así que, para  recordarnos este gesto básico, la startup Hidrate Health ofrece una botella de agua conectada y equipada con LEDs que se iluminan cuando es hora de beber. Un sensor en la botella se conecta vía Bluetooth a una aplicación en tu smartphone y/o tu reloj conectado, que calcula tus necesidades de agua en función de varios factores como la altura, el peso, el sexo, la actividad, pero también el clima o la altitud. Es posible establecer un objetivo de hidratación personalizado y hacer un seguimiento de tu progreso.

Escribir un comentario