Pin It

Hay varias novedades, pero por qué no crear un televisor transparente que dé la impresión de ver en realidad lo que ocurre en la pantalla.
El concepto de televisor OLED transparente no es nuevo. Ni mucho menos. Panasonic lleva varios años explotando esta tecnología en conceptos tan fascinantes como deseables. La primera iteración fue en la IFA de Berlín en 2016, donde el fabricante presentó una estantería con un televisor integrado. Más recientemente, LG presentó en el CES un televisor OLED transparente que se integra a los pies de la cama. Pero Xiaomi es el primero en comercializar... sólo en China
La Mi TV Lux de Xiaomi es completamente transparente: la pantalla parece flotar en el aire y, cuando está apagada, parece una simple pantalla de cristal. Cada píxel de la pantalla Oled, de 5,7 milímetros de grosor, es tan pequeño y fino que resulta invisible a simple vista. Xiaomi también ha prescindido de la capa catódica reflectante, que haría que la pantalla fuera opaca incluso cuando no hay imagen. Otros fabricantes como LG y Panasonic están trabajando en esta tecnología, pero Xiaomi fue la primera en presentarla al gran público en China en 2020, donde se vende por 50.000 yuanes, algo más de 6.100 euros.