Los 8 inventores españoles más importantes

5. Isaac Peral Caballero, más submarinos:

Isaac Peral Caballero

Científico y militar español, creador del submarino moderno. Nacido en Cartagena (Murcia) en 1851, era hijo de un suboficial de la Armada. A los catorce años ingresó en la Academia Naval de San Fernando (Cádiz). Tomo parte en combates contra la insurgencia cubana (1872) y en la guerra carlista (1874). En 1876 fue destinado a San Fernando como profesor de física matemática en la Escuela de Ampliación de Estudios de la Armada y más adelante en la de Instrucción de Cartagena, ya como teniente de navío (1880). En 1881 fue enviado en misión a Filipinas primero como geógrafo y luego al mando de un cañonero. Regresó a España (1882) y enseñó las asignaturas de física, química y alemán en la Escuela de Ampliación de Estudios, alcanzado rápidamente la cátedra de Física en la Academia de la Armada. Desde 1884 estaba trabajando en la idea de un submarino. Con ocasión del conflicto de las Carolinas entre España y Alemania (1885), comunicó su proyecto al gobierno de Cánovas. En 1887 se iniciaba en el arsenal de Cádiz la construcción de un “torpedero submarino”, botado al año siguiente. Se trataba de un navío de 22 metros de eslora y con un desplazamiento de 87 toneladas sumergido, con estructura de acero, motor eléctrico, tanques de agua para lastre, un ventilador-purificador de aire (mediante sosa), hélices de inmersión y dos torpedos como armamento. Su rendimiento fue excelente. Recorrió cuatro millas bajo el agua durante más de una hora pasando prácticamente inadvertido. Pese a que posteriores pruebas fueron un éxito, como el primer disparo de un torpedo en inmersión, la administración volvió a desinteresarse al igual que en otros casos anteriores (C. García o N. Monturiol), por lo que Peral, desanimado, abandonó la vida militar en 1890 y pasó a la política al ser elegido diputado ese mismo año. Perdió el escaño en 1891, pero pronto se empleó de ingeniero en una empresa alemana e inició también en España sus propios negocios de material eléctrico. Isaac Peral patentó en nuestro país en siete ocasiones entre 1887 y 1891. Tres patentes estaban referidas al acumulador eléctrico de su nave (pats. nº 7.073, nº 7.079 y nº 10.582). Las demás fueron un varadero para embarcaciones (pat. nº 7.503), un proyector de luz (pat. nº 7.975) y un ascensor eléctrico (pats. nº 12.703 y nº 12.837). También inventó una ametralladora que funcionaba con electricidad y no llegó a registrar en España. Murió en 1895 en Berlín, víctima del cáncer