BANNERRR

España en número de patentes.

Los datos publicados este miércoles por la Oficina Europea de Patentes tienen un sabor agridulce para España, que permanece muy lejos de la media de la UE y supone apenas un 1% de las aplicaciones presentadas en la oficina europea con un total de 1.676. Pese a que encadena su quinto año consecutivo de subidas y alcanza su máximo histórico gracias a una mejora del 7,4% respecto a 2017 —un avance que prácticamente triplica el de sus socios de la UE—, España no alcanza los números que cabría esperar de la cuarta economía de la eurozona. Se mantiene en un mediocre puesto 27 por detrás de Chipre, Estonia, Eslovenia o Puerto Rico con un ratio de 34 patentes por millón de habitantes, ligeramente superior al del pasado ejercicio. Muchas de las patentes que llegan a la oficina no obtienen finalmente el beneplácito para su registro, y algunas sufren retrasos, por lo que la oficina europea desglosa en otras listas las solicitudes aceptadas. En ese caso España sumó 805 registros aceptados, un 7% más que en 2016.

El mayor ascenso se produjo en Andalucía, donde crecieron un 52,4%, aunque su peso en el conjunto nacional (9,3%) es inferior al que le correspondería por población.

Más de una de cada tres peticiones procedentes de todo el territorio español tienen su origen en Cataluña, concretamente el 37,6% del total. Su crecimiento contrasta con la pérdida de cuota de la Comunidad de Madrid, que le sigue en la lista con el 19,3%, por debajo del 20,6% que representaba el año anterior. Cierra el podio el País Vasco (12,6%).